2.12.2008

Todo pasa

Alguien dijo que la vida es una coleccion de recuerdos. Y es que en un instante o de un momento a otro,todo cambia -canto Mercedes Sosa- todo pasa y ya no esta alli, por eso me hace mucho sentido la expresión en inglés de "pass away" para referirse a la muerte.

Luego de regresar a este clima maravillosamente subtropical en Guatemala, pues me he llevado al menos dos sorpresas con esos "passes away", y es que casi se fueron las dos cosas al mismo tiempo, y ambas igual de grandes y digamos antiguas en su proporción.

La primera es la puerta esta Seúl-esca, simbolo de Corea, y de sus antiguas y nunca bien ponderadas influencias de amurallamientos chinos, monumento nacional de mas de seis siglos, la puerta de Sur o Namdaemun, el fuego decidio arrasar con ella, arriba pueden ustedes apreciarla a ella toda iluminada hace unos dias, yo inserto de metiche, y la foto de la nota periodistíca, ya hecha cenizas. Ya paso.

La otra, la segunda, tambien algo grande y de casi seis, pero decadas, también paso a mejor vida, y es que nuestro compañero de grupo en el curso, el mas grande de experiencia, vida y hasta tamaño, que estaba silenciosa y peligrosamente enfermo y de que cansado y casi derepente, quien sabe hasta aburrido de este valle de lágrimas, pues se aguanto regresar a estas latitudes tropicalidas y decidió pasar también el, a formar parte de los buenos recuerdos, no sin antes hacer su ultima broma y dejarnos a todos, su propia familia incluida, de lo mas sorprendidos. Eso, si creo que por alli nos volveremos a ver, en un lugar donde no hayan mas "passes away" esperemos, que no muy pronto, que con la Catrina mejor de lejos.

A veces uno olvida entre muchas cosas -Ay! soberbia tan humana- que todo, todo pasa.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola César.
Me parece muy interesante tu blog.
Y comparto con vos la impresión de estas dos situaciones, a veces cuesta creer algo que sucedio y la sorpresa no nos deja ver que todo es natural, que nada es para siempre. La destrucción de la puerta de Namdaemun no se la imaginaba nadie, asi como nadie se imaginaba que Mynor estuviera padeciendo de alguna enfermedad que lo llevaria a la muerte. Al despedirnos en el aereopuerto, el domingo 3 de febrero, hicimos una ultima broma y hasta quedamos en reunirnos nuevamente para platicar de lo que vivimos en Corea, pero creo que él lo dijo sin mucha convicción, pues ya sabía de su situación. Estuve un rato en la funeraria el día lunes y pude ver que su familia estaba muy impactada con el suceso, ya que ni tiempo tuvo de contarles acerca del viaje. Espero (como bien decis vos) que nos volvamos a ver, aunque no muy pronto.
Pero la vida sigue y lo mejor es aceptar las cosas que pasan y no tratar de entenderlas (como a las mujeres!!).
Buen día y trataré de visitar este tu blog para dejar mis comentarios.
인사말

Anónimo dijo...

Gandy dijo:

"Muchas gracias por compartirlo Cesar, muy interesantes varios de tus comentarios, trate de dejarte algún comentario por allí pero por alguna razón no hizo bien el link hacia el área de comentarios.

Cuidate mucho y Dios mediante nos vemos pronto. Que todo te salga bien.

Saludos!!!"

Anónimo dijo...

Perdón, no me identifiqué. El primer anónimo es mio (Jorge Pérez). Por alguna extraña razón se me olvidó poner mi nombre.
Saludos

mayis dijo...

la vida es corta, pero mas corta la hace vivirla mal....